Cargando
página

Reconstrucción

Hoy, en «La Realidad Pura y Dura», traemos a sus pantallas una nueva historia de superación. Cargol Espirales sufrió en primera persona el ataque brutal y violento de un desaprensivo que pretendía nada menos que comérselo vivo. Invadiendo su morada con métodos expeditivos, ese desalmado atacó a nuestro protagonista con un arma punzante y le produjo graves heridas. Por suerte, algo alarmó a su agresor haciéndole emprender una huida precipitada cuando ya estaba su obra maligna casi consumada. Esto salvó la vida de nuestro invitado al show de hoy pero quedó tan maltrecho que tuvo que sacar fuerzas de flaqueza, no sólo para reconstruir sus heridas, si no también los incalculables daños en su vivienda. Afortunadamente, esta historia tiene un final feliz, que hoy queremos compartir con todos ustedes, y nuestro amigo ha conseguido rehacer su vida completamente con algunas ligeras secuelas.

5 comentarios, añade el tuyo. Gracias.

Wambas dijo el 3 de abril de 2011, 17:54

Espero que luego no te lo llevases tú a casa para comértelo!!!
Un saludo

consuelo dijo el 3 de abril de 2011, 22:08

Supervivencia total!!

nieves dijo el 4 de abril de 2011, 22:28

Hombre!!!! con lo extraordinarias que parecen ser las cremas de baba de caracol, estaría bueno que él no recuperara su "piel". Pues nada, que ante esta experiencia, creo que me pasaré a esas cremas babosas, esperando también que mi piel recupere la tersura de los 18 jajaja.
Una bonita foto, como todas las que tu haces :-)
Gracias por tu recuerdo Miguel, pero el tiempo me resulta escaso para mantener dos blogs, y he tenido que inclinarme por uno... de modo que opté por lo que mejor domino, ya que la fotografía, ya sabes que es mi asignatura pendiente :-)

Un abrazo.

Sensaciones en Imagenes dijo el 5 de abril de 2011, 12:19

Entrada muy curiosa, yo en mi penúltima entrada hice referencia también a unos caracoles muy especiales de Almería.
Saludos.

Miguel Emele dijo el 5 de abril de 2011, 15:32

1 • Hola, Wambas. Muchas gracias. Yo lo dejé tan tranquilo realizando la reparadora siesta. Y nunca mejor dicho lo de reparadora, je, je. Aunque intuyo que dejar la concha como nueva le llevará su tiempo. Un saludo.
2 • Hola, Consuelo. Muchas gracias. La realidad superando cualquier ficción una vez más. Saludos.
3 • Hola, Nieves. Muchas gracias. Pues no había caído yo en el milagroso poder de la baba, ¡si seré bobo!, si lo anuncian en todas las teletiendas. Ya que has tenido que inclinarte, ten cuidado con las lumbares, je, je. Un abrazo.
4 • Hola, Sensaciones en Imágenes. Muchas gracias por tu visita y tu comentario. Tus caracoles me han dejado con la boca abierta. No los había visto en mi vida y son muy diferentes a lo acostumbrado. Un saludo.

¿Cómo puedes publicar tu comentario? Es muy fácil.

Escríbelo abajo. Selecciona identidad. Clica en 'Publicar comentario' y espera la confirmación. Muchas gracias. (También puedes usar el formulario antiguo .)






Clica en las flechas para ver más páginas o en Archivo para ir al índice